Cómo organizar un Interrail… y no morir en el intento (Parte V)

Vamos con la mochila, esa íntima amiga durante varios días.

Y ahora, la pregunta del millón, ¿qué meto y cómo organizo la mochila? esta pregunta va a depender mucho de si coges avión, y de si vas a facturar o no la mochila. Si vas a facturar, lo que puedes meter es ilimitado (siempre y cuando la mochila no supere el 10% de tu peso corporal; si pesas 70 kilos, la mochila no te debería pesar más de 7 kilos… más de 7 kilos teniendo ese peso puede no sólo ser perjudicial para tu espalda, sino un auténtico suplicio). Pero, si no vas a facturar, hay que tener ojo con algunas cosas:

Mochilas no facturadas

Lo primero de todo, al no facturar la mochila, tu mochila se convierte en equipaje de mano y, por tanto, has de saber que las compañías aéreas tienen una normativa sobre cuáles deben ser las dimensiones de ese equipaje de mano. No hay un estándar universal sobre esas dimensiones; cada compañía establece unas dimensiones, aunque todas oscilan en torno a 55x40x20 cm (5 centímetros arriba, 5 centímetros abajo, todas las medidas tienen que sumar 115) y en cuanto al peso, hay grandes diferencias entre compañías; algunas llegan a admitir de 18 kilos para abajo, y otras hasta un máximo de 6 kilos. Lo mejor para salir de dudas sobre el peso, es consultar la normativa de la aerolínea con la que vayas a volar, sobre todo lo relativo al peso. En el caso de Ryanair, en los terminales facilitan unas estructuras metálicas (conocidas como “jaulas”) en las que, si tu mochila se sobresale de esos límites, has de facturar la mochila. Advierto que Ryanair es bastante pulcra (por no decir plasta) con las dimensiones y tiene un poco de “manía” a las asas de las mochilas. Si puedes conseguir una mochila que tenga un accesorio que cubra las asas de la mochila, mejor. Así pues, si no tienes mochila, compra una que se ajuste a las dimensiones anteriormente citadas y llénala no sólo con el peso máximo que te permite la compañía aérea, sino también teniendo en cuenta la regla del 10% de tu peso corporal. Y si con esas llegas a la ventanilla del terminal y te dicen que superas el peso máximo, quita ropa de la mochila y póntela encima.

No tengo mochila, ¿cuál me compro?

A parte de cumplir con las dimensiones antes citadas (55x40x25 cm como norma general) es recomendable comprar dos mochilas: una grande para transportar todo y otra pequeña de batalla, para visitar las ciudades, y en la que generalmente llevarás la cámara, la comida y bebida del día y las guías de conversación junto con los planos.

La mochila grande dependerá de si facturas o no, y si vas acompañad@ con algún otro viajer@ o no. Si facturas y vas acompañad@, con una mochila de 60 litros vas bien; pero si vas sol@, consigue mejor una de 90 litros. En ambos casos, que la mochila tenga muchos bolsillos y compartimentos.  Ahora bien, si optas por no facturar, la mochila tendría que ser de 40 litros. En este punto hay muchas diferencias según la marca de la mochila, así que el día que vayas a comprarla, no olvides llevarte una cinta métrica de costura, sobre todo para la medida crítica de los 55 cm (es decir, el alto de la mochila). Como accesorios útiles, venden en Decathlon unas fundas para avión que cuestan como 20€ y dejan la mochila con la apariencia de una bolsa de deporte (y por tanto, canta menos si no vas a facturar). Además de eso, recomiendo forrar siempre la mochila en caso de facturar. En muchos aeropuertos hay puestos donde te forran el equipaje por 5€. Si te los quieres ahorrar, compra film en el supermercado más cercano y a forrar se ha dicho ;-).

¿Qué meto en la mochila?

Recuerda que intentamos gastar lo mínimo, así que en la mochila no sólo tendrás que llevar ropa, sino también comida. La comida se puede llevar en el equipaje de mano sin ningún problema: otra historia son los líquidos, de los que hablaremos luego. Pero antes de entrar en terreno delicado, veamos qué podemos llevar en la mochila. El siguiente inventario es lo que yo considero básico, evidentemente cada uno mete lo que considera.

Ropa: 2 bermudas/shorts; 1 pantalón largo; 1 sudadera; 3 camisetas de algodón; 4 piezas de ropa interior de algodón; 2 pares de calcetines y 1 gorro para el sol.

Calzado: Esto es muy personal. A mí me gusta llevar sandalias (de las cerradas, por si te toca echar a correr) antes que ir en deportivos; aunque si vas en deportivos, obviamente incrementa el número de calcetines. No lleves calzado de más, lleva lo puesto.

Útiles de aseo: Aquí nos topamos con el problema de los líquidos. Hazte con unos botecitos del tamaño reglamentario y llénalos de gel, champú y pasta de dientes (y para los miopes usuarios de lentillas, como es mi caso, agua de lentillas). ¿Y qué hago con el desodorante? ¿y con las cuchillas de afeitar? ¿y con las pinzas de depilar? ¿y con las tijeras de uñas? En el caso del desodorante, cómpralo en crema y haz la misma operación que con el gel, el champú y la pasta de dientes. Las cuchillas de afeitar están permitidas, siempre y cuando las cuchillas estén encapsuladas (es decir, las típicas cuchillas desechables sí están permitidas). Las pinzas de depilar son un misterio, porque algunas sí que dejan subirlas y otras no (es cuestión de arriesgarse, yo las llevé en un vuelo nacional y no me dijeron nada). Y sobre las tijeras de uñas, siempre y cuando las hojas no superen los 6 cm, están permitidas. Lleva una toalla mediana que te permita secarte el cuerpo con facilidad. Venden unas de poco peso en el Decathlon. Nunca olvides llevar un rollo de papel higiénico, así como pañuelos, toallitas de bebé y toallitas refrescantes; nunca se sabe en qué situación te pueden sacar de más de un apuro. Tampoco olvides llevar un peine, así como un pequeño espejo y una pastilla de jabón para lavar la ropa. Si eres mujer y vas a estar en esos días, ya sabes lo que toca. Y si viajas en pareja o sol@ (pero con esperanzas de encontrar a alguien con ganas de cariño), no olvides llevar preservativos ;-).

Objetos prohibidos en equipaje de mano (pdf)

Transporte de líquidos y cómo presentarlos

Kit de primeros auxilios: tiritas, alcohol (recuerda lo de los líquidos), algodón, paracetamol, ibuprofeno, almax y un antidiarreico (o cualquier otro elemento que te sea necesario).

Cantimplora de 1 litro. Mejor las que son de metal antes que las de plástico.

– Una almohada hinchable para las cervicales; te ayudará en más de un viaje en tren.

Saco de dormir o, para ocupar menos, una sábana.

– Una pequeña mochila de batalla (a ser posible de esas que no tienen estructuras rígidas, para que entre mejor en la mochila grande y ocupe poco sitio.

Paraguas y funda impermeable para la mochila.

Comida: Si quieres ahorrarte dinero, lleva algo de comida. Yo como elementos esenciales considero: barritas de cereales, latas de conservas (de atún, de sardinas, de calamares… de lo que más te guste, vaya), botecitos de ensalada, frutos secos, aliños en sobres (de tomate, mayonesa, aceite, otras salsas, etc.)  y embutidos envasados al vacío. En la ciudad de destino puedes comprar pan y hacerte bocatas para aguantar el día. Cuidado con el peso, que uno se emociona y luego la comida se convierte en un agujero negro de peso.

Documentación de las ciudades: Guías de conversación, planos, guías de viaje, cuaderno de viaje, bolígrafo no permanente (de los que se pueden borrar; eso sí, los de fricción, no los de goma, que estos últimos son malísimos).

El bolígrafo borrable: nuestro aliado para rellenar el pase Interrail.

Lo del bolígrafo borrable viene muy bien a la hora de rellenar el pase, porque si te equivocas a la hora de rellenarlo (te equivocas de fecha, por ejemplo) no vale echar tippex o hacer un borrón: ese día quedará como invalidado. Para evitar esta terrible consecuencia, rellénalos siempre con bolígrafos borrables. Son un poco caros, pero merece la pena.

Condiciones de uso del pase y cómo rellenarlo

A parte de la mochila grande, no olvides nunca llevar cerca de ti tu documentación personal (D.N.I. y Pasaporte), tus carnés, tu pase Interrail, las reservas de trenes o albergues, tus tarjetas de crédito y dinero en metálico. Venden unas bolsas internas, llamadas falquitreras, que se llevan por debajo de la ropa y sirven para meter la documentación más sensible. Da muchísimo calor, así que envuelve en bolsitas de plástico lo que vayas a meter dentro si no quieres descubrir tu documentación destruida por el sudor. Dale un lavado todas las noches a la falquitrera, porque al no transpirar, pasados unos días  puede terminar andando sola. Tampoco olvides comprar varios candados (no hace falta que compres una pitón, con esos candados de maleta son suficientes), especialmente concebidos para los viajes en nocturnos.

Pues hasta aquí todo lo que puedo aportar desde mi corta experiencia en esta clase de viajes. Espero que haya servido de ayuda para quienes se planteen llevar a cabo un viaje de estas características. Lo único que me falta aportar es una pequeña entrada sobre fotografía, especialmente dirigida para fotógrafos aficionados primerizos. Espero que disfrutes de tu viaje y te traigas a tu casa un montón de experiencias y anécdotas interesantes :).

Anuncios

6 Responses to Cómo organizar un Interrail… y no morir en el intento (Parte V)

  1. Pingback: Guía de viaje: equipaje para InterRail - Primera parte

  2. Javier says:

    Muy útil, enhorabuena por esta guía. Sin duda la mejor de internet. Aunque yo voy el próximo año a Tomorrowland y ahí empiezo interrail, ¿algun consejo?

  3. muchas gracias por tus consejos, empiezo mi interrail en un mes y estoy corta de presupuesto, me preocupan las costosas reservas, sabes alguna forma de evitarlas?

  4. Aleix_cat says:

    Muchas gracias por este blog, tengo pensado hacer el interrail de 22 dias “Global Pass” el verano que viene, ahora tengo 17 años, y la verdad es que estoy muy desorientado y me ha servido mucho esta guia! tengo muchas ganas de hacer el viaje! SI VOY CON COMPAÑIA, LAS RESERVAS Y ESO ME SALDRÁ MÁS BARATO VERDAD? gracias

  5. LUA says:

    yo quiero hacer un viaje de malaga a florencia en tren, lo que no sé es cómo coordinar los trenes para poder llegar a florencia , me podríais ayudar???

  6. Zipo48 says:

    Muy útil el blog. Las cinco partes. Gracias por tu tiempo. Esperamos disfrutar este viaje ya que no hemos muerto en el intento de organizarlo. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: