Un último esfuerzo para este año que se va.

Dos palabras. Sólo dos palabras. Qué fácil es sentirlas pero qué difícil es expresarlas. No me cuesta pronunciarlas con cualquier persona que, probablemente, conozca desde hace muchos menos tiempo. Más años, más experiencias compartidas y, sin embargo, no puedo hacerlo contigo. Me frustra, me duele, porque querer quiero, pero poder no puedo. Esa rutina ha hecho que por la fuerza del tiempo haya sido cada día más ajena, que por la fuerza de la distancia haya estado cada día más lejana, divisando nuestro mundo desde un punto que no me hiriese. Miro atrás y sólo veo gris en la proximidad, aunque en la lejanía, tras esa espesa bruma, me vuelvo a encontrar. Ha sido un largo camino y no quiero volver a perderme en lo gris, prisionera de la rutina, de la frustración y del dolor. Dos palabras, sólo dos palabras. Qué fácil es quererte, pero qué difícil es decirte “te quiero”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: