Protopsicóloga en emergencias: primeras impresiones.

¿Qué hace un proyecto de psicóloga en una ambulancia de asistencia sanitaria sin conocimientos sanitarios?” esta pregunta me hacía muchos días en los que mi incompetencia en conocimientos sanitarios me hacían sentir bastante inútil en una ambulancia de Soporte Vital Básico. Sin embargo, como me dijo un enfermero en una ocasión: “en muchísimas intervenciones, hay un 20% de intervención sanitaria, pero el resto es escucha y acompañamiento“. Ese porcentaje varía según el caso, pero lo que sí es cierto es que hasta en acontecimientos tan aparentemente simples como una caída en vía pública, hasta acontecimientos más potencialmente mortales como un accidente de tráfico, la necesidad de ser escuchado y acompañado es una constante que he observado en todas las guardias. Y da igual que vivas en el barrio Salamanca o en Orcasitas, tengas 17 ó 90 años, seas hombre o mujer: esa necesidad es una constante.

Si bien he aprendido muchos aspectos técnicos en cuestión de emergencias y seguridad, así como algunos aspectos básicos de asistencia sanitaria, sobre todo he aprendido la importancia de sacar una sonrisa aunque tengas la cara manchada de sangre, tengas miedo de morir o creas que ya eres un estorbo para tu familia. Para mí esas sonrisas tienen un valor incalculable, y no quiero borrar de mi memoria esas imágenes de instantánea alegría en un escenario que invitaba más bien a la tristeza y al miedo. Me quedo con todas esas increíbles historias de nuestros mayores, con esos desgarrados desahogos que contaban los pacientes de camino al hospital, con todas esas emociones que estaban contenidas en un frasco de cristal que acababa de romperse: todas esas personas anónimas que durante unos minutos, unas horas, fueron auténticos héroes y heroínas de sus vidas.

También he aprendido el valor de esa frase que tanto nos han repetido: “Me cierro y me protejo“. Qué fácil es decirla y qué difícil es aplicarla. Hay intervenciones en las que vives en el límite de la velocidad y de la vida, en las que el impacto emocional es tan fuerte que tienes que elaborar toda una lucha contigo mismo para no derrumbarte ante un dolor ajeno demasiado intenso. Esas intervenciones en las que tienes que luchar entre tu humanidad y tu profesionalidad, entre tus deseos de llorar y tus deseos de ayudar, entre los temblores que sientes en tus brazos azotados por el miedo y la necesidad de mantener la quietud para transmitir seguridad y confianza. Son momentos en los que te tienes que enfrentar a preguntas sobre las que no tienes respuesta, en los que buscas las palabras perfectas para aliviar el dolor, pero lo único que encuentras es una caricia, un gesto o una mirada. De aquella noche del 14 de febrero fue de la que más aprendí, aún a pesar de la lluvia, del frío, de la oscuridad, de mi impotencia, de mi miedo, de tus gritos, de tus lágrimas y de nuestro dolor cualitativamente diferente. Ojalá hubiese podido contestar a tus preguntas y ojalá hubiese podido aliviar tu sufrimiento, pero diste con una persona cuya balanza estaba totalmente inclinada hacia el lado de lo humano en contra de lo profesional, aunque hice todo lo posible por que esa lluvia no se mezclase con tus lágrimas, ni que lo único que te acompañase en esos momentos fuese ese impertérrito cielo negro que veía tu cuerpo pero no escuchaba tu dolor.

Muchas gracias a todos esos maestros de la asistencia sanitaria de emergencia con los que he tenido la fortuna de estar durante estas 51 horas en las ambulancias de Soporte Vital Básico de SAMUR-Protección Civil. Lo bueno es que esto no termina y aún me quedan las guardias con el psicólogo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: