Feliz día, Internet.

Felicidades en tu día, Internet.

Quizás, el mayor logro de la red haya sido la socialización de la información y del conocimiento. Actualmente, Internet se ha convertido en un espacio comunitario abierto (en aquellos países donde no hay censura, se entiende). En estos últimos días, semanas y meses, la red está alojando iniciativas de cambio popular gracias a las redes sociales, en particular gracias a Twitter y Facebook. Internet es un nuevo medio de comunicación, al margen de los medios clásicos como el periódico, la televisión o la radio, que concentran el poder de la información en manos de unos pocos y, por tanto, con la susceptibilidad de hacer un “photoshop” de la realidad social a conveniencia.

Desde el domingo por la noche, las noticias difundidas por entidades clásicas (editoriales, cadenas de televisión o emisoras de radio), en su intento por “photoshopear” el inicio de un proceso de transformación social que molesta a muchos y muchos, se están dando de bruces contra el poder comunitario que nos otorga la libertad de expresión y la difusión de materiales audiovisuales en Internet; materiales que ponen en tela de juicio algunas de las injustificadas críticas y afirmaciones que se han ido vertiendo sobre las personas que decidieron incluirse en la manifestación del 15 de Mayo. Las críticas al movimiento han llegado, en algunos casos muy radicales, no sólo al insulto injustificado, sino al desprestigio de un movimiento que reivindica la denuncia y el cambio de una situación que nos afecta a TOD@S aquellos que no bebemos del poder político, económico y financiero; personas que, por otra parte, somos la mayoría. Me da mucha tristeza comprobar cómo prima más la defensa de un partido, de un dogma, antes que la defensa de nuestros derechos como ciudadanos. La política en este país ha cobrado un cariz de cuasi-fe ciega, en la que los partidos se adueñan de la identidad de muchos en forma de “soy de X/Y”, en vez de contemplar la política como un elemento de cambio al servicio de la ciudadanía: “yo voto a X/Y“. Afortunadamente, cada vez somos más los que empezamos a adherirnos a nuevas formas de expresión y reivindicación social al margen de esta partitocracia, al margen de un asentamiento canceroso de una identidad partidista y al margen de una dicotomía simplista en forma de izquierda/derecha, y todo ello gracias al espacio que nos ofrece Internet para la sensibilización y la movilización social.

Espero y deseo que la actual “Ley Sinde” no sea una precursora de la censura encubierta de aquella información, de aquel conocimiento, que molesta e irrita a quienes almacenan el poder. Espero y deseo que Internet siga siendo el espacio comunitario que lo ha sido hasta ahora y que ha permitido la movilización social en mi ciudad, Madrid, y en mi país, España. Felicidades, Internet🙂

2 Responses to Feliz día, Internet.

  1. Isma dice:

    Enhorabuena por el artículo! Y muy bueno el apunte de la ley sinde. A saber qué información consideran que se puede compartir y no…Les mantendremos a raya jeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: