Añadir brochas de Gimp en Ubuntu.

Vuelvo a retomar los artículos de Gimp con un tema que trae muchos quebraderos de cabeza: cómo narices añadir una brocha que nos hayamos descargado de internet a Gimp. Lo que viene a continuación, vale para brochas, patrones, paletas y degradados, pero hablaré de las brochas, que es una de las herramientas que más juego da. Lo primero de todo: ¿qué es una brocha? cuando abrimos Gimp, vemos en la caja de herramientas, que en la herramienta de pincel aparecen distintos tipos de pinceles que podemos usar para trabajar sobre una imagen. Esos pinceles (yo prefiero llamarlos brochas) se pueden crear (ya hablaré de eso, porque las brochas no son más que imágenes vectoriales) o se pueden descargar de internet para tener una colección de brochas mayor. ¿De dónde se descargan brochas nuevas? Pues hay varios sitios, aunque a mí, personalmente, el que más de gusta es Deviantart, ya que tiene brochas realmente buenas.

Hagamos una prueba: en la web de Deviantart, nos vamos al buscador y escribimos “brushes gimp“. Si tenemos en el filtro de búsqueda “popular” y “all time“, nos debería salir como primer resultado “Gimp vector brushes“. Pinchamos sobre él y le damos a “download file“. Deberíamos tener en alguna parte de nuestro ordenador un archivo llamado “GIMP_VECTOR_BRUSHES_by_tycity.zip”. Vamos a tenerle controlado y ahora vamos a instalar la brocha para poder tenerla disponible desde Gimp.

Este procedimiento es para Ubuntu, no para Windows. Lo aclaro por si acaso.

  1. Descomprimimos el archivo .zip y copiamos los archivos .gbr. Doble click sobre el archivo y  click en “extraer”. Como veremos, las brochas para Gimp tienen la extensión .gbr, a diferencia de las brochas de Photoshop que tienen extensión .abr. Copiamos todos los archivos .gbr, a excepción del archivo .png que viene con este paquete de brochas que hemos seleccionado.
  2. Buscamos la ubicación de la carpeta “Brushes“, le damos privilegios y pegamos nuestras brochas. La carpeta “Brushes” de Gimp se encuentra en la siguiente ruta: /usr/share/gimp/2.0/brushes. Para poder pegar nuestras brochas, necesitamos darle privilegios a la carpeta.  Así pues, hacemos Alt+F2, y nos saldrá una ventana para ejecutar aplicaciones. Escribimos lo siguiente:
    gksu nautilius /usr/share/gimp/2.0/brushes
    Nos pedirán la contraseña de usuario, así que la escribimos y acto seguido aparecerá una ventana con la carpeta “Brushes” lista para pegar nuestras brochas; así pues, eso hacemos. Si quieres dividir las brochas por temáticas para que te sea más útil clasificarlas en un futuro (cuando tengas una colección de miles de brochas) puedes crear carpetas sin problemas, ya que Gimp las reconocerá igual.
  3. Abrimos Gimp para ver nuestras brochas nuevas. Buscamos en la caja de herramientas la herramienta de pincel y ¡a pintar con nuestras brochas nuevas se ha dicho!

Brochas nuevas trabajando.

Para añadir patrones, paletas o degradados, se emplea el mismo procedimiento de Alt+F2, cambiando la ubicación, eso sí. Dejo un pequeño resumen:

  • Brochas (extensión .gbr): gksu nautilius /usr/share/gimp/2.0/brushes
  • Patrones (extensión .pat): gksu nautilius /usr/share/gimp/2.0/patterns
  • Paletas (extensión .gpl): gksu nautilius /usr/share/gimp/2.0/palettes
  • Degradados (extensión .ggr): gksu nautilius /usr/share/gimp/2.0/gradients

Si quieres añadir fuentes (web que me gusta mucho es dafont.com) en ese proceso no interviene Gimp, sino que se tienen que almacenar en una carpeta del sistema. Esas fuentes nuevas estarán disponibles no sólo en Gimp, sino también en otras aplicaciones que utilicen fuentes, como puede ser el procesador de textos. El procedimiento es el mismo, cambiando la ubicación, eso sí. Ahí lo dejo:

  • Fuentes (varias extensiones, aunque la más popular es .ttf): gksu nautilius /usr/share/fonts
Anuncios

Inkscape: Cómo vectorizar un mapa de bits/fotografía.

El otro día puse un tutorial sobre Gimp; hoy pongo uno sobre otra aplicación que uso muchísimo a la par que Gimp: Inkscape. Para hacernos una idea de qué es cada una de estas aplicaciones, Gimp sería el equivalente a Photoshop (con algunas limitaciones con respecto a la aplicación de Adobe) e Inkscape sería el equivalente a Illustrator (también de Adobe). Así pues, con Inkscape podemos crear imágenes vectoriales, bien haciendo nosotros el dibujo a través del ordenador, bien generándolo a partir de un mapa de bits (desde una fotografía normal y corriente, vaya). Lo que vamos a ver aquí es esta segunda opción, ya que es muy sencillo y muy útil para según qué fines.

Pero, ¿qué es una imagen vectorial? pues dicho así mal y pronto, lo primero que sale es que son imágenes redimensionables. Por así decirlo, existirían dos clases de imágenes: las imágenes que tienen un tamaño determinado y que, si se intentan ampliar, su definición queda puesta en duda (imágenes rasterizadas o también llamadas mapa de bits/bitmaps) y las imágenes que, se haga lo que se haga con ellas, nunca van a perder definición, decidamos lo que decidamos con ellas, ya sea ampliarlas, estirarlas o retorcerlas (imágenes vectoriales). ¿Cuántas veces has intentado aumentar el tamaño de una fotografía y, a medida que ibas incrementando el tamaño, ibas perdiendo definición? Pues ese problema no aparece con las imágenes vectoriales. Por ello, muchos logos de empresas o marcas son imágenes vectoriales ¿te imaginas tener que hacer mil y un logos con distintos tamaños para no perder definición? es más fácil hacer una imagen vectorial e ir ajustando el tamaño que queramos en función de las necesidades que tengamos a partir de una única imagen. Vamos a ver cómo generar una imagen vectorial a partir de un mapa de bits.

Partiremos del siguiente dibujo que he hecho para la ocasión. Como se puede comprobar, mis dotes de dibujo artístico no son muy buenas que digamos (siempre he sido más de dibujo técnico que artístico xD) y me gustaría vectorizar la imagen para poder mejorar los trazos desde el ordenador. Además, me gustaría colorear a nuestro orondo amigo para darle algunos efectos ¿Cómo hacerlo?

  1. Abrimos Inkscape y nos vamos a Archivo > Abrir y buscamos el dibujo que queramos vectorizar.
  2. Pinchamos sobre la imagen para seleccionarla, de modo que queden esas flechas en el contorno.
  3. Nos vamos a Trayecto > Vectorizar mapa de bits. Fácil, ¿no? 😉
  4. Y aquí viene el quid de la cuestión. ¿Qué significan todas esas opciones? Usaremos unas opciones u otras en función del resultado final que estemos buscando. Por ejemplo, en el caso del dibujo, quiero tener sólo el trazo para poder modificarlo como yo desee. Así pues, usaré la opción de “Corte de luminosidad” y dejaré el umbral en 0,40 (a mayor umbral, menos luz deja pasar y, por tanto, los detalles se diluyen en la negritud; a menor umbral, más luz deja pasar y los detalles se pierden en la claridad. Normalmente habrá que manejarse en valores intermedios, aunque dependerá mucho de las características de la fotografía elegida). No obstante, esto es ir probando para ver qué efecto se desea conseguir; ya iré poniendo otras guías para ver qué parámetros modificar para conseguir según qué resultados. En la pestaña de “Opciones” podemos darle el toque que queramos. Yo lo dejaré tal cual.
  5. Ya tenemos nuestra imagen vectorizada. Ahora tendremos que eliminar el fondo (tan sencillo como pinchar sobre una zona del fondo y darle al botón de “supr” del teclado) y los detalles que no nos interesan, como el subrayador y el boli. En la caja de herramientas de la izquierda, buscamos la “goma de borrar“, seleccionamos “cortar de objetos” y modificamos el ancho a 50 para quitar lo gordo. Luego iremos disminuyendo el ancho para eliminar los detalles. Para el borrado, pinchamos y arrastramos la “mancha roja” por la zona que queramos eliminar. Soltamos cuando estimemos y ya habremos borrado esa zona.
  6. Seleccionando el fondo para borrarlo.

    Corte de objetos.

    "La mancha roja" para borrar lo que no queremos.

  7. Ya tenemos nuestra imagen vectorizada. Obviamente, con este dibujo se pueden hacer muchas cosas, como modificar trazos y colorearlo, pero eso ya escapa de este pequeño tutorial y ya lo iré comentando en otros futuros. Si quieres guardar la imagen como imagen vectorial redimensionable, ve a Archivo > Guardar como… ; sin embargo, si quieres guardarla como mapa de bits (es decir, una imagen con un tamaño determinado como podría ser 800×600 px), ve a Archivo > Exportar mapa de bits. Esperemos que nuestro orondo amigo esté más tranquilo viendo que no le hemos hecho ningún daño al vectorizarle ;-).
  8. Nuestro dibujo vectorizado.

En el próximo tutorial sobre Inkscape, utilizando esta imagen que hemos vectorizado, veremos cómo modificar trazos y cómo colorearla ;-).

Gimpeando: fusionar dos imágenes.

Bueno, por fin arranco con algún post sobre diseño gráfico. Soy una aficionada, pero encanta hacer el “gamberro” con el ordenador y a base de eso, he aprendido algunas cosillas que quizá sean de utilidad para alguien. Hoy empiezo con algo muy sencillito: hacer un fotomontaje fusionando dos imágenes. Para esta ocasión, he elegido un tomate y la cara de una niña, con el resultado que aparece a continuación. Veamos cómo hacerlo.

Tomato-girl: nueva especie de tomate transgénico.

Pasos

  1. Lo primero de todo, abramos el Gimp. Desde Gimp, le damos a “abrir como capas…” a la imagen “tomate.jpg”.
  2. Vamos a Archivo > Abrir y abrimos la imagen de “niña.jpg”
  3. En la ventana que se ha abierto, activamos la “máscara rápida” y lo configuramos para que nos enmascare las áreas seleccionadas (botón derecho sobre “activar máscara rápida” y seleccionar “enmascarar las áreas seleccionadas“). Elegimos un pincel (yo uso el Circle Fuzzy), lo escalamos al tamaño que nos parezca óptimo, y vamos seleccionando las partes expresivas de la imagen (ojos, nariz, pómulos y boca) tal y como se muestra en la captura. Una vez lo tengamos seleccionado, desactivamos la “máscara rápida” (en el mismo sitio de donde la activamos) y lo que quede seleccionado, lo copiamos (Editar > Copiar, o Ctrl+C).
  4. Activando la máscara rápida.

    Máscara de selección de las zonas expresivas.

    Selección una vez desactivada la máscara de selección.

  5. Volvemos a la ventana donde tenemos “tomate.jpg” y allí pegamos (Editar > Pegar, o Ctrl+V) la cara de la niña. Veremos que en la ventana de “Capas, Canales y Rutas” nos aparece lo que hemos pegado como “Capa Flotante“. Lo que tenemos que hacer es pinchar con el botón derecho en la ventana de “Capas, Canales y Rutas” sobre “Capa Flotante” y seleccionar “Capa Nueva“. Así nos saldrá esa capa como “Capa Pegada“.
  6. Capa flotante.

    Capa pegada.

  7. Seleccionamos la cara de la niña y nos vamos a Capa > Escalar Capa y le damos un tamaño de 350×273, para que ajuste bien con el tamaño del tomate. Como vemos, al colocar la cara de la niña, perdemos un detalle del tomate: el rabito verde. Para no perder ese detalle, activamos otra “máscara rápida” y seleccionamos el trozo de rabito que queda tapado por la cara de la niña. Para facilitar la tarea (al tener que seleccionar sobre un fondo rojo) duplicamos la capa del tomate (botón derecho y “duplicar capa”) vamos a Colores > Tono y Saturación, para convertir el rojo del tomate en verde. Ahora ya nos será más fácil seleccionar el rabito 😉
  8. Duplicamos la capa de tomate y quitamos el "ojo" de la capa de la niña para que no nos moleste al seleccionar el rabito.

    Cambiamos de color el tomate para que no nos moleste a la hora de seleccionar.

    Hemos activado la "máscara rápida" y hemos seleccionado el rabito.

    Capa de rabito hecha.

    Volvemos a activar el "ojo" de la capa de la niña, borramos la capa del tomate verde y ya hemos recuperado el detalle del rabito.

  9. Ahora lo que viene es lo más divertido. En la capa de la cara de la niña, en la ventana de “Capas, Canales y Rutas“, donde pone “modo” (por defecto pondrá “normal“), seleccionamos “valor“. Como se ve, la cara de la niña se ha fusionado con el tomate. Ahora bien, tenemos que perfilar algunos detalles.
  10. Cambiando de "modo".

  11. Nos vamos a Colores > Curvas y tratamos de dibujar una curva parecida a la de la captura (ya explicaré un día qué son eso de las curvas). Para no perder los negros, nos vamos a Colores > Niveles y seleccionamos los valores que aparecen en la captura (aunque esto es ir probando ;-)).
  12. Modificando curvas.

    Modificando niveles.

  13. Ya sólo nos queda un pequeño detalle: la sombra del rabito. Para ello, seleccionamos la capa del rabito y nos vamos a Filtros > Luces y Sombras > Sombra Arrojada. Le damos los valores que consideremos oportunos; a mí me gusta dejar una opacidad del 75 y la distancia, un poquito más pegado (5 px).Para finalizar, en la capa del rabito, vamos a “quemar” un poquito las puntas para que no parezca que está tan sobrepuesto. Para ello, en “caja de herramientas” damos al botón de “marcado a fuego“. En “rango” seleccionamos “puntos de luz” y vamos pintando la zona de la punta del rabito.
  14. Después de aplicar la sombra al rabito, oscurecemos un poco las puntas.

Y ya está, ya tenemos a nuestra chica-tomate ^^:

Presentación en sociedad de Tomato-girl.

Se puede seguir este mismo procedimiento para cualquier otro fotomontaje. Ahora te toca probar con otros diseños :). Dejo las imágenes con las que he creado a Tomato-girl, por si quieres practicar ;-).

tomate.jpg
niña.jpg
A %d blogueros les gusta esto: