Vacaciones.

Ha sido un mes muy estresante, pero ¡por fin estoy oficialmente de vacaciones! 🙂 apenas he tenido tiempo para hacer cosas que fueran más allá de la terminación del trabajo de investigación y de la preparación de la presentación del congreso, pero hoy por fin llegué de Barcelona (ciudad en la que siempre me pasan desgracias y esta vez se ha traducido en la pérdida de mis gafas) y mañana me marcho unos días a Roma. Empiezo a sentir algo de pánico dado que el 1 de agosto me marcho definitivamente a Polonia, aunque me tranquiliza haberme puesto en contacto con quien será mi compañera: una chica francesa, genial para recordar mi malogrado francés. Me quedan 3 semanas que espero aprovechar al máximo antes de sumergirme en la cultura polaca y en la realidad del colectivo de refugiados. Tengo pendiente escribir muchas cosas, pero mi cabeza está en otros asuntos. Ahora mismo sólo tengo fuerzas para escribir estas escuetas líneas y para centrar todas mis energías en disfrutar de este viaje que me espera. Arrivederci! 🙂

A %d blogueros les gusta esto: